Sueños

El escribir este blog es escribir de alguno de mis sueños, ya que desde que tengo memoria soñé con correr.

Cuando tenía 17 años salí a correr por primera vez, corría el año 89 (si no me equivoco) y las cosas de la vida, habían llevado a mi familia a vivir en un pueblito perdido en el desierto patagónico, Puerto Santa Cruz, queda a 2400 km al sur de Buenos Aires, y fue testigo de mis primeros pasos, o mejor dicho “zancadas” como corredora.

Recuerdo que comencé en la primavera, cuando el ambiente estaba un poco más cálido. Salía a la tarde, me fijaba de que lado venía el viento (que es muuuy fuerte ahí) y enfilaba para el lado de la rural o para el lado del Regimiento (el RC Tan 11) de manera de tener a la ida el viento en contra, así cuando regresaba el viento me traía de vuelta. Lo que no logro recordar es el tiempo que hacía ni nada de esos detalles…

Fueron unos meses nada más, en febrero nos fuimos de vacaciones a Miramar y yo ya me quedé con mi hermana mayor en Buenos Aires para empezar la facultad, y no hubo mas tiempo de correr por el momento.

Luego, en el año 95, volví a la carrera. Ahora vivía en Rosario y había tenido a mi primer hijo, Lucio. Asi que me levantaba a las seis de la mañana y mientras Lucio y Flavio (mi primer marido) dormían, yo me escapaba por la calle España hasta la costanera, y de ahí para el lado de Parque España a trotar, me acuerdo que en ese momento lo que más disfrutaba era la sensación de libertad y volvía con todas las pilas para comenzar el día. No recuerdo bien cuantos meses fueron, pero habrán sido 6 u 8 nada más. Despues vinieron los cambios, separación de por medio y a Buenos Aires nuevamente y tampoco hubo más tiempo para correr…

Y desde ese entonces que siempre pienso cuando voy a volver…

Este fin de semana no voy a poder salir, Diego está fuera hasta el lunes asi que salvo que le deje los chicos a alguien de correr ni hablar. No importa, el lunes saldremos al ruedo de nuevo con vistas a mi debut!

Buen finde!
y como dice el título de una película de Elvis, Persigue tus sueños