Corriendo sobre fuego

Hoy fue un día fatal! A las corridas a la mañana porque la chica que trabaja en casa me llamó con un voz de ultratumba que se sentía re-mal, asi que me fuí volando a casa en un taxi, no vaya a ser cosa que se desmaye y la pobre Paulita solita… ni me lo quiero imaginar!

Osea que de correr al mediodía ni hablar, hice cambio con una siesta reparadora, jaja!!!

Siendo las cinco de la tarde, salí con toda la energía previa lectura de la consigna del día:

Vuelta al lago asi te podes medir en mts, 7 km a ritmo constante, un poco esforzada.

Ya cuando llegué a Udaondo me dí cuenta que iba a ser fatal, cuando elongué tenía los gemelos medios duros (lo había sentido todo el día esto, supongo que por las carreritas de ayer) pero bueh… partí y me di cuenta que no me había fijado bien un circuito de 7km, que problema…

Fotitos del laguito y los bosques (gentileza flick)

Pensando rápido dije, empiezo desde River y después cuando llego a casa me fijo maso cuando hice. Hasta Sucre al final hice 8:16 min, que ahí sentí que tenia que bajar el ritmo porque me moría (un desastre lo mio) pero igual vuelvo a comprobar que lo mío no es correr a la tardecita, ya que todo el cansancio-del-día-los-chicos-etc me pesan terriblemente. Seguí para el lado del lago teniendo en cuenta que la vuelta son 2km pero cuando llegué a la punta enfilé para Fiegueroa Alcorta porque el circuito del lago es todo tierra, y la verdad que encima que estaba cansada y por ese piso que parece casi asfalto… noooo! Me fui al pastito mullidito que es una gloria!

Pero cuando llegué a monroe puse los frenos porque no podia más! Seguí caminando por 15 min a paso rápido y elongué basante.

Entonces la cosas quedó así:

los primeros 1715mts hasta la calle Sucre: 8:16’
el total 5500 mts: 26 min
un fracaso…

Hoy el espectáculo lo habían dado los paraísos, ya que las flores amarillas de estos árboles estaban sembradas por el piso cual alfombra de oro o fuego…