Yoga

Con mucha alegría el jueves retomamos los entrenamientos con Flopy, solo que no a la mañana sino a la tarde por ayer. Terminamos empapadas literalmente, nos corrían chorros por los brazos y las piernas, ¡increíble, nunca en mi vida transpiré tanto en mi vida!

La consigna:

Después de calentar corriendo hasta la avenida de árboles que está pasando Ingeniero Bunge: 6 pasadas con cambio de ritmo en 3 min x 1 min de recuperación. Volvimos trotando hasta nuestro monumento.

Después abdominales, lagartijas y estiramientos.

El viernes, a la mañana tenía intención de hacer la clase de stretching pero solo martes y jueves hay, asi que incursioné en una de yoga, luego de hacer mi rutina de GYM me fui para adentrarme en este mundo. Y la verdad que me encantó, la dá una mujer mayor, que encendió un saumerio previamente y hablaba en voz suave mientras al compás de una música tranquila nos iba diciendo los movimientos que teníamos que hacer, el piso no era el piso, era la “tierra” y también nos relataba para que servía cada cosa. Muy buena, porque vas haciendo estiramientos, gimnasia y relajación. Lo mejor, los últimos 15 minutos que acostados sobre las colchonetas te va induciendo a un estado de relajación espectacular!!! me parece que compré!

Hoy sábado, había puesto el despertador temprano para ir a correr, pero pasé tan mal la noche que dió vagancia, y podía salir si lo hacía a las seis, ya que tenía que estar de vuetla 7:15, hora que Diego se tenía que ir a la guardia. Asi que nada, igual tempranito me desperté porque Diego despertó a la beba y me pegué madrugón.

Hoy será día de descanso, pileta y sol! que el día es de reyes y hay que disfrutarlo…

————————————————————————————

Mi amigo bloguero SLOWPEPE, que es está preparando para su primer maratón pide consejos, si algún experimentado se atreve… vayan aquí