Hijos

Ya dije que estoy chocha con mi hija Paula (con todos ehhh!) pero deseé mucho tener una hija mujer, y cuando me enteré que estaba embarazada, la verdad, no era el momento ideal, y la noticia me cayó como una bomba.

Fue una mezcla de emociones cuando me enteré que sería una nena. Y llegó Paulita ….

No se si fue ayer u hoy que leí la crónica de su carrera en la Noche de San Antón de Kimonojaén, en el que cuenta como llegó a correr esta noche tan especial. Y tiene relación justamente con esto, con el amor incondicional que le tenemos a nuestros hijos. Es menester leerla, realmente.

Ayer Jueves tuve entrenamiento con flopy, no se si es que ya me voy curtiendo o que, pero los entrenos de esta semana no me dejaron “molida”.

La consigna:
6 cambios de ritmo de 3×1, previo calentamiento y posterior “descalentamiento”.

Como los hicimos en “La Arboleda” , zafamos de que nos cocinemos con el sol, pero la verdad que estuvieron buenísimos, los hice a conciencia, aocrdándome de la famosa frase de PLUM, de menos a más. Y terminé como una lechuguita, bien fresca, y eso que no había dormido mucho porque estuve con insomnio y casi no había pegado ojo.

En fin, hoy me tocaba salir a correr, pero al final solo piletas… unas 20. Mañana talvez…
———————————————————-
La foto es de Paulita, sacada por Diego hoy a la tarde con mi nueva camarita