Cruce de aguas

Vengo con una semanita terrible… a Paula le están cortando unos dientes de abajo y la tienen a mal traer, asi que a la noche se pone como loca pobre… ( y pobre los padres también).

Hoy cuando salí del trabajo, tenía una fiaca terrible, me tocaba natación, iba en el colectivo pensando en decirle al profe que no me dé con un caño que tenía un pequeño dolor muscular en la punta del gemelo, que me había quedado del lunes, después de hacer noscuantos largos en espalda (no sé porque pero cuando nado este estilo siempre me da un calambre en el gemelo izquierdo) pero entre que llego con el tiempo justo y la locura de cambiarme e irme para la pile… hola-hola-muák-muák-10-largos-de-entrada-en-calor-anita y nada.. me olvidé de decirle.

Cuando terminé la entrada en calor, seguimos con el estilo mariposa (que ya casi lo tengo, el lunes hasta nadé un par de piles completas) técnica y más técnica. Yo me dije, bueno, safé, el caño para otro día. Que equivocada que estaba, porque nos adentramos en los misterios del “midley” (se escibe asi?) que son nados combinados, mariposa, espalda, pecho y croll. ¡Para qué! asi me tuvo la segunda media hora, viniendo de acá para allá, y encima tomandome tiempos, jaja! (según dice Claudio, el profe, esto sirve para tener mejor resistencia en al agua… habrá que creerle)

El caso es que quedé de cama, el toque final fueron 250 mts de croll (si, ¿nada más? ya me había comido 1250 mts entre pitos y flautas, que para mi es mucho!!!) y cuatro últimos de pecho para aflojar.

A todo esto, meintras nadaba, venía pensando que lindo que es nadar, es como estar dentro de una gran panza materna, cuando nado pecho, en esos momentos que estas bajo el agua, en paz… es lo máximo! lástima que como dice la frese de algun blog que leí alguna vez, era algo así como “si corres y te cansás, parás, si andás en bici te bajás, si nadás y parás… te ahogás”
Hoy me tocaba día de RUN, pero hasta el momento no hay quorum.

Siguiendo por otro lados, ayer me fue a buscar Diego al trabajo, y en vez de agarrar por Libertador nos metimos por la zona portuaria, saqué unas fotitos porque es una zona que no muchas veces sale a la luz, y tiene una belleza oculta, para mi.

Y también quedó registrado en actas que no me mato de hambre para nada, ya que volviendo frente a aeroparque están todos los carritos y le entramos a unas bondiolitas que estaban espectaculares.