Casi 20

Rayo de esperanza
de energía pura e inmensa
el renacer de lo ansiado
trae consigo alegría
euforia continúa y deseos
———————————————————–

Lo intenté, juro que lo intenté. El viernes a la noche puse el despertador a las 5:30 de la mañana para salir a hacer mis 12km, pero no pude. Estaba muerta… La segunda vez que abrí los ojos ya eran las siete, y ya era tarde, porque Diego se iba a trabajar. Juro que lo intenté.

Asi que el domingo con todo el cargo de conciencia del mundo mundial, programé mi salida para la tardecita. Al mediodia me fui a nadar un rato que moría de ganas desde hacer varios dias y siempre por una cosa o la otra no podía. Asi que ni bien llegó Diego me fui a chapotear un rato, 300 mts de pecho, 300 mts croll, 100 pecho para aflojar, y 50 de espalda (NO me gusta espalda! es como nadar a ciegas, pero el doc me dice que lo tengo que hacer para mejorar postura)

Al final fue demasiado tardecita, casi nochecita, porque volvimos tarde de la salida dominguera al rio y casi que eran las siete. Me hice un ruta de casi 20 km que era lo que tenía que hacer, pero no tuve en cuenta que me agarraba la noche, asi que a la ida, bárbaro, pero a la vuelta tuve que improvisar porque no me animé a meterme por atrás del Club del golf en el oscuro. El resultado fue un recorrido medio raro, pero por lo menos mas saludable… Hasta tuve un momento de gloria, porque cuando me acercaba a la cancha de river, como estaba el recital de Roger Waters, Figueroa Alcorta estaba cerrada, y estaba llena de gente caminando para ese lado, asi que me imaginé terminando la Maraton de Buenos Aires, corriendo entre la gente… Buenisimo, y me vino bárbaro porque faltando casi dos km para terminar, ya tenía las patas que se quejaban un poco, momento de euforia ideal para levantar el ánimo.

El resultado de la salida, fueron 18.3 km en 1:53, osea, 6’13’’ x km. Aunque en realidad los primeros 12 fueron mas lenteja, recién cuando vi como iba, le empecé a meter pata, porque los tenía que hacer entre 5’45 /6’00. Nada mal para haber estrenado distancia, ya que como todos los domingos, nunca antes había llegado tan lejos (si, ya se, pero había que hacer 20…!)

AH! al final no hubo encuentro bloggero bi-nacional, una lástima.