DJ Ana

Cuando algo no va, no va.

Ayer viernes salí dispuesta a hacer cambios de ritmos, no tenía una buena tarde y, evidentemente, me tendría que haber quedado en casa.
Ya la oscuridad había desplegado sus alas por la ciudad, y aunque no hacía demasiado frío, la humedad que había luego de haber llovido desde ayer, se hacía notar, asi que salí abrigada y con un rompevientos.

Hice dos kilómetros de entrada en calor, super tranquilos, en 12min. Y ahí paré y me saqué el buzo que llevaba y la camperita, me estaba muriendo de calor, tal es así que quedé con la remera técnica de la carrera de la mujer, que no sólo es sin mangas, sino que es super finita. Pusé en primera y salí disparada para comenzar con el baile.
La consigna era: 8 x 4min x 2min de recuperación a trote suave. Cuando iba por el segundo, sentí una puntada a la altura de la rodilla pero en el costado de la pierna, pero seguí. Ya cuando estaba a mitad del tercero, la puntada fue terrible, me salió un ¡ahhh! más que nada por la sorpresa, decidí bajar la velocidad, y de esta forma no me volvió a molestar, entonces sobre la marcha decidí seguir corriendo a ritmo normal. De esta manera pude completar 10.7km, algo es algo.
Hacia el final le metí pata, no me iba a quedar con la intriga si seguía molestando… Y no pasó nada, de la molestia ni el recuerdo. Así que me fuí contenta para casa. Bueno, contenta no, en todo caso satisfecha, que las nubes que llevaba en mi cabeza no se habían ido.

El jueves a la noche me fuí al GYM, rutina de pesas, esta semana vienen a full con el rock nacional, en un momento pasaron el clásico de Charly …cuando tenías que estaaaar, te echaste a correeeer… y yo no me dí cuenta que estaba cantando a viva voz!
Una hora de yoga, baño y a dormir.

Los irlandeses de U2, desde la primera vez que los escuché, me dejaron embobada, todo, absolutamente todo de este grupo me encanta, aunque esta vez no cuelgo este video sólo por el placer de compartirlo.

[¡gracias a Calvin y César López por ayudarme a encontrarlo!]