Averiada

Hoy puedo decir, sin temor a estar cometiendo una falacia, que “estoy con un pie” en la carrera del domingo. Porque sigo teniendo molestias en la parte exterior de la planta del pie derecho.

Ayer pude descartar, algo que se llama “fascitis plantar”, que siempre la escuchaba nombrar, y por dentro me decía ¿será eso lo que tengo? ¡chau!, pero no, nada que ver. Supongo que la teoría de las zapas puede andar, que de alguna manera estoy compensando por alguna razón que desconozco, con el gemelo derecho y su correspondiente pie. En fin, de igual modo, ayer corriendo no me molestó, si cuando paré (¡y como!).
¿Qué voy a hacer? No lo se todavía. El gemelo de vez en cuando discute, habla bajito, chisporrotea. Me parece que estoy mas para tejer a crochet que para ir a correr.

En general, los viernes suelo poner un post “light”, de “mambo abierto”, pero ando poco inspirada. Hay congestión cerebral y no logro que fluyan las ideas.

La fotos pertenece a Eolo Perfido, de photo.net.