Primavera

Hoy en este sector del planeta, comienza la primavera. Y, particularmente en Argentina, se festeja el día del estudiante, y no se como llamarlo, pero se sobrentiende que es como el día del “amor”.

La cantidad de noviazgo que comienzan este día es increíble. Es como el día de San Valentín argentino.

Cada parque de Buenos Aires, se llena de adolescentes desesperados por festejar con un picnic o similar la primavera estudiantil. Claro, en mi época (¡qué feo suena eso!) llevábamos los sanguchitos y la gaseosa. Hoy, la lista se completa con alcohol, forros y recitales de música electrónica.

Es un clásico ya, que las calles el día anterior se inundan de publicidades de vía pública de la marca de preservativos de “la flor de holanda”. Cada cual más ingeniosa. Cada cual mas ilustrativa… Pero, mientras surta efecto, todo bien ¿no?. Que las hormonas pueden jugar alguna mala pasada con resultados “positivos” nueve meses después, para horror de los padres de los adolescentes en cuestión.

Para mi comienza mi estación del año favorita, la estación donde la ciudad muta como un camaleón a verde. El sol me inunda por todos lados y me llena de energía. Me cargo de buena onda con solo mirar el cielo celeste y el sol radiante.

Bueno, supongo que cuando mis hijos ya tengan edad para “festejar” no va a ser tanto mi estación preferida. Pero mientras tanto, la disfruto… ¡Disfrutemos!

(Hoy por la tarde salgo a entrenar, voy con la idea de ir sorteando obstáculos que hayan quedado por palermo …. ohhhh l’amour…)