Recomenzando

¿Con miedo yo? ¿Pánico? Quién lo hubiera dicho… Así quedé después de MBA, tenía como “un vago temor a no se qué” cuando pensaba en salir a correr.
Eso fueron las dos primeras semanas, después fue solamente, que no lograba reunir mis ganas con algún hueco.

El vienes pasado, finalmente salí a entrenar, era solamente para ver como andaba. Hice 11.6 km en bastante tiempo. Y no puedo decir que la palabra “disfrutar” sea la descripción exacta para lo que sentí. Me dolió todo, y cuando digo todo, es todo. Y no solo ahí, después durante todo el día, siguieron diciéndome de todo mis pobres músculos, está bien que habían pasado 20 días sin hacer nada, apenas un par de veces al gym.

Pero ante esto, hoy salí de nuevo, con cierto temor a que todo mi estado se haya ido al cuerno. Pero desde el minutos “0” me sentí bien, y esto me hizo sentir aliviada. Que quedan tres meses para el Cruce de los Andes, y como que no puedo “ahora” quedarme “parada”. Asi que los 11 km los hice a buen ritmo (de fondo) pero con muchas esperanzas de recuperarme bien y poder empezar a entrenar a full para la próxima aventura.

Ya estamos ultimando detalles y sin que nos demos cuenta, vamos a estar camino a Bariloche… ¡pilas pilas pilas! (esto es para mi, que mi coequiper anda enchufadísimo)