[Crónica de una recuperación anunciada]


No se bien a que le tenía miedo, tampoco si era realmente miedo. O si.

Habían transcurrido alrededor de 3 meses sin correr, lo último había sido un cross en Ezeiza y había sido el trampolín para una larga “convalescencia autoimpuesta”. Me daba cuenta que algo en mi rodilla no estaba bien, pero tampoco iba al médico. No hacía nada.

Comenzé a nadar, alguna clase de spining, bici fija y musculación en el gimnasio; cuando terminaba la clase, sentía que en mi rodilla algo helado me quemaba.
¿Cuando vas a correr a Ani?” Era algo que escuchaba asiduamente, para lo que no se me ocurría respuesta alguna. Internamente me decía “Tal día salgo a probar, a ver como me siento“. Pero ese día nunca llegaba.
Cuando pasaba por las máquinas del Gym haciendo la rutina y me tocaban las piernas, la derecha —la mala— no respondía, había perdido fuerza… y lo compensaba con la deseperación que iba ganando, sin saber que hacer.
Hasta que de casualidad, un amigo que tiene el mismo Karma que yo, me recomendó su Kinesiólogo Deportivo, que a él lo había ayudado mucho (en realidad, yo no creo en las casualidades, para mi estas cosas forman parte del destino de cada uno), y así fue como empecé a encauzar el problema.
El primer día que fui, me hizo una serie de pruebas, entre las que estaba una en la cual medía mi capacidad de salto (explicándome que el correr, es algo así como saltar también, con palabras mas científicas ovbiamente). Era notoria la diferencia entre cada pierna, con la buena llegaba a saltar mucho mas que con la mala. También me hizo pruebas de fuerza.
Comenzamos a hacer ejercicios de fortalecimiento específicos para “personas que pretenden correr”.
Ese día, me dice: “ahora vamos a hacer los saltos“. Vi el circuito que me había armado con un pequeño trampolín, un step y una mini cama elástica para que vaya y vuelva en una pierna y no me imaginaba haciéndolo. Pero, comienzo…y cuando voy del trampolín al step, mi rodilla se dobla y caigo. Frustración mediante, volví a empezar con la determinación de hacerlo bien.
No se si fue ese primer día o el siguiente, que me hizo subir a la cinta a correr. Me sentía arriba de una nave interplanetaria, pero como en un sueño comenzé a rodar sobre la máquina, y sin que me duela nada. Bajé luego de 15 minutos, sin poder creerlo ¡había corrido! “¡corrí, corrí!” le decía alborotada al kinesiólogo…
Y así seguí: todos los días en casa hacía los ejercicios, una vez por semana iba con él, seguía yendo al gym, nadaba y metía alguna clase de spinning .
Hasta que otra casualidad, me puso con una entrenadora (¿dije ya que no creo en ellas?*).
Hoy en día, poco a poco (muy de a poco) voy aumentando el volumen semanal, trabajando en distancias cortas velocidad y sintiendo un hormigueo de escaparme a correr por ahi… (pero mas cauta que otras veces).

*en las casualidades, que en las entrenadoras, si son buenas, creo en ellas!

Anuncios

16 Responses to [Crónica de una recuperación anunciada]

  1. IRISHDECAI says:

    que te puedo decir Anita, me siento identificado al 100 %. Al final lo conseguiremos y retornaremos cual Fenix aun con mas fuerza, que no te quepa la menor duda.
    No se por que cada vez que veo tus ojos se me viene a la mente un poema de Becquer que lo tengo asociado a ti:

    “Por una mirada, un mundo;
    por una sonrisa, un cielo;
    por un beso…
    ¡yo no sé qué te diera por un beso!”
    (Gustavo Adolfo Bécquer)
    No te ofendas please. Que es sin mala intencion.

  2. Carlos says:

    Animo Anita. Entiendo que ahora tienes entrenadora, ¿no?. Seguro que te vendrá muy bien. Son profesionales de esto, no como nosotros, que nos fiamos de nuestras equívocas sensaciones y cometemos muchos errores entrenando. Entre ella y el kinesiólogo estoy seguro de que te recuperarán, te harán ver qué es lo que fallaba, y en poco tiempo volverás a la ruta.

    Un beso. 😉

  3. Pepemillas says:

    Te comprendo otro ciento por ciento, Anita. Sé muy bien lo que es salir del oscuro tunel de una lesión duradera.
    El mismo tunel del que acabará saliendo nuestro amigo Irish sin duda.
    Estamos condenados a disfrutar de esto. ¿No te parece?

    Besos.

  4. Alfonso says:

    Qué estupenda noticia!

    He mirado la web y he quedado impresionado por los medios que tienen y aplican.

    Espero que con la ayuda de tu kinesiólogo y entrenadora vuelvas pronto por tus fueros.

    Un abrazo

  5. PabloNSN says:

    ¡Qué bueno, gurisa! Destilas optimismo, eso es lo mejor. ¡Ánimo!

  6. Waiting for Godot says:

    Ana: la constancia esta en ti. O lo tienes o no lo tienes y tu lo tienes. Besos!

  7. llama_82 says:

    Buenas.

    Perdon por colarme aqui como un intruso, pero mañana me enfrento al gran reto de mi primer maraton y ma ha hecho recordar tanto como te lei por aqui.

    La verdad es que los problemas fisicos me han azotado en los ultimos dos meses y la preparación realizada no me da garantias para poder concluir con la carrera, pero voy a intentarlo. Como me ha dicho un compañero del club, para dejarte los pies en un podologo cualquiera, te los dejas en el asfalto. 😀 😀

    En definitiva, vamos a ver si mañana a estas horas puedo decir aquello de “soy maratoniano”.

    Un saludos desde España.

  8. Anonymous says:

    Veo que estas aprendiendo lo que significan las palabras “paciencia” y “poco a poco”, porque, o mucho me equivoco, eres de las de “ahora” y “ya”.
    Me alegro que estes mas animada y tengas mas cercano tu meta … “correr libremente por donde y el tiempo que te plazcan”.
    Un fuere abrazo: Malmi

  9. anita (la gurisa) says:

    IRISH: Hermoso ese poema que tenés asociado a mi… que lindo. Y no, ¿cómo me voy a ofender?!

    Y claro que lo lograremos!! ya vas a ver! como la mala hierba, que siempre vuelve a crecer, nosotros volveremos a correr!

    CARLOS: Si, tengo entrenadora. Está muy buena la experiencia. Ya cuando comenzé en esto tenía una, pero ahora con Jessica es bien personalizado. Asi que veremos como sale el experimento.. ja.
    SObre todo porque ahora voy a tener que hacerle caso, nada de salir porque se me antoja…

    PEPE: es verdad, una lesión que lleva bastante. Pero es algo con lo que voy a tener que convivir siempre. Siempre voy a tener que reforzar mis cuádriceps para cuidar mis rodillas.

    Gracias ALFONSO! por el momento tengo único objetivo a la lejanía, y es vovler a hacer La Misión en Noviembre de este año…

    PABLO, si que ando optimista… mucho mucho!

    WAITING, si es verdad… constancia en el tiempo tengo, no se si en lo inmediato, pero después siempre vuelvo…

    LLAMA! y? cómo te fue ayer?

    JAJA, MALMI, como me cazás al vuelo! si, lo estyo aprendiendo a los golpes, sin figuraciones…

    gracias y besos!

  10. mayayo says:

    me alegro mucho, ana. pues eso, paciencia y ganas, muchas ganas.

    Seguro q pronto puedes estar ya trotando a gusto con el sol en la cara. 🙂

  11. IronGirl says:

    Bien Anita!!!

    Esa rodilla te trae así desde MBA 2007!!! Es mucho tiempo!
    Me alegro que estés “encauzada” y hayas encontrado quien te guíe.
    Beso grande,

    Pau.

  12. anita (la gurisa) says:

    Gracias SERGIO, tengo que “ir a saber” como te fue en la media de zaragoza… que tu amigo se que anduvo como el viento…

    Pau: qué linda la foto de tu avatar! con tus hijos, no?
    Si, lo vengo arrastrando desde ahi, pero a veces pensamos que todo se soluciona magicamente….!

    besos

  13. llama_82 says:

    Pues sensaciones encontradas. Por un lado llegue a meta, lo cual es algo importante siendo la primera y teniendo en cuenta que el miercoles me salieron unas ampollas en la planta del pie y lo poco que habia entrenado por problemas similares en el ultimo mes.

    Pero por otro, defraudado por tener que andar en demasiados tramos y haber fallado deportivamente hablando, con tiempos muy lejanos a lo que me correspondia por mis marcas en media maraton o incluso por lo realizado en una de 28.5km que hice el pasado otoño.

    Pero puedo decir que soy maratoniano y que ya tendré tiempo si las lesiones me respetan para desquitarme a gusto. Ahora a dar vida al club y a ir poco a poco pillando ritmo de entrenamiento.

  14. Jose Ignacio Hita Barraza says:

    Qué bien, me alegra mucho de que estés recuperada, las lesiones son la cara oscura del deporte, y recuperarse de ellas son todo un entrenamiento 🙂

    Enhorabuena!

  15. anita (la gurisa) says:

    Hola LLAMA, me alegro que hayas terminado tu primera maratón, a pesar de las ampollas y todo eso. Es que no es moco de pavo el tema, no?

    A mi también me paso que según el tiempo de mi media maratón, podría haber estado… pufff.. mucho mejor en cuanto a marca, pero bueno, es lo que es y ya con experiencia vas (vamos) a poder correr bien.,,

    HITA; otro maratoniano aunque no debutante por acá. Si, las lesiones,… las lesiones….

    BESOS!

  16. merak says:

    yo sí sé a qué le tenías miedo!!! jajaja
    besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: