Balcarce

Llegamos A Balcarce ya de noche, tipo 18:30 creo, había que armar las carpas rápido porque hacía mucho frío y yo me tenía que inscribir todavía.
En la “sede” me encontré con gente amiga y charlamos un poco, digo un poco porque tenía que volver a ayudar con el tema campamento. A las siete hubo una charla de orientación no obligatoria (que no fui) y a continuación la charla obligatoria, donde nos contaron que habían agregado un testigo a último momento que no iba a estar marcado en el mapa, y que en la largada, pondrían un mapa con la ubicación para que la copiemos.
Al final, no fue necesario, ellos lo agregaron en cada mapa, lo que me pareció copado, porque sino, ya veía la cola de gente a la mañana preguntando por eso.
Después de la charla, para los que habíamos contratado la “cena de carbohidratos” nos quedamos a cenar; el lugar tenía una salamandra a leña que invitaba a quedarse, pero bueno, hicimos coraje y valor, y nos encaminamos a las carpas…

Un chiflete se largó que para que contar…

Nos fuimos para “la cama”, ya era tarde y había que madrugar. Mi colchón inflable se pinchó cuando lo entramos con mi hijo a la carpa, había espinas de todo tipo y color; primero parecía un colchón de agua, y después colchón de nada…

La largada fue puntual, a las 5:30 largaba elite, 5:45 individuales, 6:00 equipos; 15 minutos antes, daban los mapas a cada categoría. Y justo a la hora, el pasaporte. No tenía mucho apuro que digamos, una vez que me dieron el pasaporte, me puse a pasar los puntajes tranquila en el mapa (están en el pasaporte), y me puse a hablar con Gus, me aconsejó hacer algo, que yo tenía toda la intención de hacer. Parecía facil. Era ir agarrando los testigos que estaban en la Sierra La Vigilancia: comenzar con el T21, después el T22, el T13, y subir para agarrar el T10, o bien, seguir para enganchar el T11 y después subir para agarrar el T10 y de ahí ver en base al tiempo que quedase.

El tema, es que salí corriendo para ganar tiempo, ya eran las seis de la mañana. El casco se me movía para un lado y para el otro, cuando me lo ajustaron, me quedaba bien, pero ahora, corriendo se me bamboleaba y era incomodísimo, intenté ajustarlo pero con los guantes era imposible. Tuve que parar, intentar acomodarlo y asi, seguir.

Mi idea era correr hasta la ruta (yo estaba creída que era cruzando la ruta que estaban los testigos, y no sobre el camino de tierra que le precedia) cuando dobla el camino, veo que lucecitas se van para el este, pero ni me puse a pensar por qué, seguí ocrriendo y cuando llegué a la ruta, me dispongo a buscar el T21 (ja) a lo lejos se veían luces. Ahora, pensándolo mejor, me doy cuenta que seguramente era algún corredore que se largó a buscar el T20, que si bien valía 75 puntos, subiendo por esa quebrada estaba el T1, de 300 puntos.
Seguí un cachito, pero ni bien cruzo un alambrado, digo ¡¿qué hago?! ni loca me meto por acá, eran todos pajonales espinosos, la oscuridad era absoluta salvo mi frontal y me volví sobre mi pasos. Pensé “mejor sigo y levanto el 22, así adelanto corriendo por la ruta mientras es de noche”.
En un momento, sale un camino de tierra de la ruta, todos doblan, yo doblo; seguí corriendo hasta que hubo que empezar a trepar, trepar mucho: rocas gigantes, rocas chicas, matas de esos “curros”… era un lio, nose veía nada, y yo pensaba “quien me mandó”, pero había que subir. Finalmente llego casi arriba, y ahí me uno a unos chicos muy simpáticos, se iban gritando en la oscuridad: “¡Mauro, ¿estás ahí?!” “¡Axel, ¿estás ahí?!” (parecían ladislao y camila), era tipo escalada, trepar piedras que salían de la pared caminar unos metros, buscar por donde subir, subir, otro metro mas para encontrar alguna saliente para trepar… ufff.
Llegamos, “el testigo esta al lado de un dique” —dice uno—; estaba el dique, pero no el testigo, ahi ya se habían sumado también dos chicas, que después fueron la tercera y cuarta de “Damas”.
Buscamos barriendo entre todos, hasta que el chico llamado Mauro lo encuentra, estaba super escondido . Yo estaba convencida de que era el 10 (ja) y el chico este, Mauro, me saca del error; pero se ve que el pensó que me había confundido de número, y no que en realidad yo pensaba que estaba en otro punto de la galaxia.
Agarro el mapa, y entonces, ¡no entiendo nada!, me preguntaba donde había equivocado el camino. Seguía sin entender. Pero decidí verlo después, y no perder tiempo en ese momento. Me ubiqué y seguí como si nada.
[la orientación nocturna, evidentemente no es mi fuerte]
Hablamos entre todos, y decidimos ir al T3, en ese trayecto alternábamos correr y parabamos un poco, y asi hasta que llegamos. Después buscamos el T2 (yo estaba con Mauro y sus dos amigos, muy macanudos y las chicas venían atrás. Llegamos al T2 fácilmente. Ya estábamos a nada del T1 ¡que valía 300 puntos! todos decidimos ir para allá. Los chicos quieren ir por abajo bordeando desde la misma altura del T2, pero para mi era una tontería, porque igual había que subir al colcito para bajar al T1 después. Nos separamos. Fue cuestión de ir por la meceta hasta un poco antes del camino (que ya lo veíamos desde el T2, era una vívora amarilla en la sierra). Fue fácil encontrarlo también, estaba justo donde decía el mapa. Los chicos cuando estábamos saliendo del T1, llegaban también.
Ahí mucho no había que pensar, el 4 estaba en camino de vuelta, y se podía agarrar el seis también. A esa altura, estábamos en medio de una nube baja, ¿o sería neblina? ¿hay diferencia?. Eramos las tres nada mas, y una vez que pasamos el T3 de coté (que ya lo tenía marcado) me empecé a desorientar.
No se veía nada, y las dos chicas (a mi modo de ver) se iban mucho para el oeste, decido parar y tratar de ubicarme. Hacía frío y mucho viento, pero como en un momento había visto unas antenas, orienté el mapa y vi que las antenas figuraban en el mapa, y se veían claramente. Seguí caminando para ese lado, buscando la quebrada del T4, y al poco tiempo ¡la encontré! y como había caido en el lado equivocado, lo veía claramente del otro lado, era cuestión de cruzar bordeando.
Camino para allá, los veo a los tres chicos (Mauro y compañía) y a las dos Chicas que estaban yendo también para el T4. Se ve que por diferentes camino, llegamos a Roma.
El T4 estaba en una pared de la sierra, asi que para seguir ascendiendo para ir hacia el t6 tuvimos que volver a trepar, una de las chicas se golpea maaalll la rodilla, y yo me dí con una piedra en la sien (el casco no llegaba ahí). La idea era buscar el R6, pero le pifiamos, desembocamos en la quebrada del T5 y quedaban 45 minutos para el cierre.
El lugar era como donde tendría que estar el T6, porque hasta la cascada tenía (era un tip que había puesto la org en el pasaporte), pero bueno, ¡no era! cruzando el riiiito que había ahí, caí de culo en una piedra resbalosa.
Había calculado que desde el seis hasta la meta, había 6km +/-, de ese lugar en que nos encontrábamos, estaríamos un poco menos, pero había que bajar todas esas rocas y curros que de ida habíamos sufrido. No llegabamos mas.
Casi empezando a menguar la pendiente, me entusiasmé y empecé a correr, mala idea, había piedras todavía y pisé mal. Me torcí el tobillo. @%6# me dije, ahora no voy a llegar mas; pero al rato, cuando casi llego al camino que desembocaba en la ruta, troté un poco y el dolor pasó.
Las chicas y uno de los chicos venían muy atrás, no se si por la rodilla que se había golpeado una o que, pero seguí corriendo por la ruta. Aparte, si paraba, el dolor comenzaba.
El sol que había estado esquivo en toda la carrera, salió con toda la furia, y yo sentía que me asaba al spiedo. Estaba muerta, y cuando ya estaba trotando por el camino de tierra, veo que en realidad, convenía seguir derecho atravesando el campo, en vez de seguir por el camino y hacer una vuelta para volver a la misma recta que tenía delante. Pero no sabía que hacer, “¿me mando o no me mando?”. En eso veo que los que venían delante mío, hacen justamente eso… asi que me mandé como la mejor para no agregar mas metros.
Llegué justo 11 en punto, o sea, 15 minutos mas tarde que lo que debía, asi y todo con los descuentos hice 600 puntos (descontaban 5 puntos por cada minutos tarde hasta los 30 minutos, a partir de ahí creo que eran 10 puntos por cada minutos).
Estaba muerta, me tiré un rato en la carpa y después fui a comer el guisito de lentejas con el que nos esperaba la organización, muy bueno, por cierto.
El calculo me dio que hice unos 28.5 km en total. Hice 675 puntos con 5 testigos, que con los descuentos, me quedaron 600.
A las 13:00 hs, los podios. Y para sorpresa mia, me llamaron y salí segunda en Damas. Epa.

Mas allá del podio, me siento contenta poruqe pude ubicarme (siii, una vez que me orienté ya de día) y durante la carrera, que corrí, trepé, bajé, etc… mi rodilla no dijo ni mu, y me sentí muy bien.

Fotos:

Orientatlón Balcarce 2009
Anuncios

10 Responses to Balcarce

  1. Anonymous says:

    Pero que bien te lo montas Ana. Sales de no hacer "nada" y quedas segunda, y encima disfrutando. Asi se hace. En hora buena.
    Un abrazo.
    Malmi

  2. Francisco Castaño says:

    Eres una máquina, de pronto corres una carrera y zas! segunda ¿Como se hace eso?

    Besos y felicidades.

  3. Percho says:

    ¿ Segunda ? Muy bien!
    Re-temprano largaron!
    Guarda con el tobillo, digo por estos terrenos.
    Me mareé con tantas Tnn,jajjaja
    Felicidades!

  4. anita (la gurisa) says:

    Percho, si, largamos antes de que los gallos canten! y sabés que cuando ponía la crónica, me daba cuenta que para el que no está en la carrera es medio un kilombete seguir el hilo.. "orientarse" bah… 😉

    Y gracias MALMI, siempre presente!

    Fransisco, gracias! fue divertido.

  5. IRISHDECAI says:

    Que angustia de relato, me duele le tobillo solo de escucharte. Eres mi Heroina, mi Indiana Gurisa particular. Estoy orgulloso de ti.
    Macanudo.

  6. santipalillo says:

    Enhorabuena Anita, no solo por la segunda plaza sino por pasarlo tan bien haciendo lo que te gusta.

  7. Alfonso says:

    Esos líos con la T1, T2, T3…me han recordado a los líos del aeropuerto de barajas… :))

    Por lo que cuentas fue una mañana movidita pero también divertida. Y encima tu rodilla no molestó y quedaste segunda… ¡Enhorabuena! En la foto se os ve tan guapas, alegres y con ganas de abrir esas botellitas…

  8. mayayo says:

    Enhorabuena por ese podio Ana!

    Q barbaridad de carrera, creo que lo de la orientacion no es para mi, jaja. Pero vaya, me alegro mucho que tu rodilla este de vuelta ya.
    Lo de tu cabeza, no tiene remedio :-))

  9. anita (la gurisa) says:

    IRISH, a mi también me dolió y mucho. Es mas, me parece que me lo esguincé o algo asi, porque esa noche lo tenía como globo. Y siguió así, ahora, diez dias después, sigue apenas hinchado pero dando guerra. Igual mucho no me pude preocupar por el tema, tuve a mis hijos enfermos (a los dos mas chiquitos) toda la semana asi que casi me internan. Me entrené en limpiar mocos y vómitos.
    Gracias por tus palabras… 😉

    SANTI; ALFONSO; MAYAYO
    gracias, pero vieron, que si no la gana la empata (o por lo menos dice asi el dicho) digo, por mi tobillo/rodilla

  10. Carlos says:

    Enhorabuena por ese podio Anita. Estoy con Mayayo: eso de la orientación no es lo mío, empezaría a mirar el mapa, a darle vueltas para un lado y para otro sin entender nada, jajaja…

    Besos. 😉

    PD. ¿El tobillo ha vuelto a quejarse?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: