Tic tac

El reloj marca las 3:55 A.M, es oficial: tengo insomnio. Desde hace como cuatro horas que intento que el sueño me llegue, pero no hay caso. Estuve en la cama hasta pasadas las tres (sin saberlo). Me levanté y me fui hacia el living, con la exasperación a niveles inimaginables y la cabeza ya mareada de dar vueltas sin encontrar rumbo.

Y de marearme en la cama, pasé a marearme en la web. Deambulé sin sentido por diversas páginas, de casualidad llegué a la página de una diseñadora llamada Meisi, que te provoca amor a primera vista de todo lo que tiene en su portfolio. Pero claro, todo tiene su fin y me quedé sin nada mas nada que chusmear. Hice un test rápido para ver si el sueño estaba en puerta, pero dio negativo. Miré hacia la cocina, y me esperaban los platos de la cena (cosa habitual en casa, odio lavar los platos, y ni siquiera está mi hijo mayor para pedírselo porque está visitando a su padre en Caracas!).

Fui lavando todo, hasta que no quedo nada. Le di una pasadita a un vaso que tengo ahí en penitencia desde hace semanas ya que Paula lo llenó con quien-sabe-que-cosa-de-color-lila y cada vez que lavo, intento sacar algún pedacito que ya haya tirado la toalla y desiste de ese piquete intra-vaso. Limpié el piso; regué mis plantaciones de cactus bebés; le dí agua a mis pequeños Lithops con el temor que siempre me inunda cuando lo hago, previo pensar y tratar de recordar si no fue hace poco que los regué, contándolos para saber si después de unos días se me murió alguno (¿alguna vez estarán lo suficientemente grandes como para no estar con el corazón en la boca pensando que los estaré por ahogar?), en fin ¡no demoré mas que unos 15 minutos en todo eso! Y todavía seguía con mi insomnio a cuestas.

Santi y Pauli duermen a pata suelta ¿no se me contagiará si me acerco mucho pero mucho a ellos?

Recordé que el domingo, en el cumpleaños de mi hermana Poty, me “tocó” un libro que estaba en tránsito hacia lo de mamá: “El testamento Maya”, claro que no se si estoy para leer sobre el fin del mundo, pero seguro me entretiene.

Share on FacebookShare

Anuncios

2 Responses to Tic tac

  1. Fer says:

    Se me ocurren 2 actividades para luego dormir placidamente.
    En una creo que no cumplian la cantidad minima de participantes…
    La otra, un buen entreno de 1h 15′ u 1h 30′.
    Probá con alguna de ellas la prox, o con las dos!

  2. che gurisa says:

    Si, lamentablemente lo tengo al coequiper por el sur hasta casi fin de mes, asi que espero que no sea super necesario “eso” porque me voy a empezar a patear las ojeras!
    Y tu segunda actividad… se me compica un poco. Por ahi los trabas se me sublevan de ver a alguien corriendo por palermo a esas horas, y me tiran con un taco. Son bien bravos los travestis.
    Mejor me quedo en casa contando ovejitas.

    Igual, después… cuando finalmente me acosté, me di cuenta que estaba incómoda porque tenía frío. Si, frio en pleno enero, pero había como un fresquete anoche…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: