Acaparada

Una cosa llevo a la otra, y todas me llevaron a vos. Un torbellino acaparó mi alma y me dejó quieta, al resguardo de todo. Agazapada en tu corazón, duermo el sueño eterno de la esencia misma de mi ser. Pero mi ser es tuyo y los dos somo uno.  Ahora ¿si?

… ¿cuánto mas? ¿hay un límite?