[Crónica de una recuperación anunciada]


No se bien a que le tenía miedo, tampoco si era realmente miedo. O si.

Habían transcurrido alrededor de 3 meses sin correr, lo último había sido un cross en Ezeiza y había sido el trampolín para una larga “convalescencia autoimpuesta”. Me daba cuenta que algo en mi rodilla no estaba bien, pero tampoco iba al médico. No hacía nada.

Comenzé a nadar, alguna clase de spining, bici fija y musculación en el gimnasio; cuando terminaba la clase, sentía que en mi rodilla algo helado me quemaba.
¿Cuando vas a correr a Ani?” Era algo que escuchaba asiduamente, para lo que no se me ocurría respuesta alguna. Internamente me decía “Tal día salgo a probar, a ver como me siento“. Pero ese día nunca llegaba.
Cuando pasaba por las máquinas del Gym haciendo la rutina y me tocaban las piernas, la derecha —la mala— no respondía, había perdido fuerza… y lo compensaba con la deseperación que iba ganando, sin saber que hacer.
Hasta que de casualidad, un amigo que tiene el mismo Karma que yo, me recomendó su Kinesiólogo Deportivo, que a él lo había ayudado mucho (en realidad, yo no creo en las casualidades, para mi estas cosas forman parte del destino de cada uno), y así fue como empecé a encauzar el problema.
El primer día que fui, me hizo una serie de pruebas, entre las que estaba una en la cual medía mi capacidad de salto (explicándome que el correr, es algo así como saltar también, con palabras mas científicas ovbiamente). Era notoria la diferencia entre cada pierna, con la buena llegaba a saltar mucho mas que con la mala. También me hizo pruebas de fuerza.
Comenzamos a hacer ejercicios de fortalecimiento específicos para “personas que pretenden correr”.
Ese día, me dice: “ahora vamos a hacer los saltos“. Vi el circuito que me había armado con un pequeño trampolín, un step y una mini cama elástica para que vaya y vuelva en una pierna y no me imaginaba haciéndolo. Pero, comienzo…y cuando voy del trampolín al step, mi rodilla se dobla y caigo. Frustración mediante, volví a empezar con la determinación de hacerlo bien.
No se si fue ese primer día o el siguiente, que me hizo subir a la cinta a correr. Me sentía arriba de una nave interplanetaria, pero como en un sueño comenzé a rodar sobre la máquina, y sin que me duela nada. Bajé luego de 15 minutos, sin poder creerlo ¡había corrido! “¡corrí, corrí!” le decía alborotada al kinesiólogo…
Y así seguí: todos los días en casa hacía los ejercicios, una vez por semana iba con él, seguía yendo al gym, nadaba y metía alguna clase de spinning .
Hasta que otra casualidad, me puso con una entrenadora (¿dije ya que no creo en ellas?*).
Hoy en día, poco a poco (muy de a poco) voy aumentando el volumen semanal, trabajando en distancias cortas velocidad y sintiendo un hormigueo de escaparme a correr por ahi… (pero mas cauta que otras veces).

*en las casualidades, que en las entrenadoras, si son buenas, creo en ellas!

La adolescencia nunca termina

¿Es posible desdoblarse en múltiples actividades sin caer en un “caso de divan” de con múltiple personalidades? No es que me haya anotado en algún test ni nada que se le paresca, pero es que esta semana fue terrible. Si hoy no estoy en el Moyano, es de suerte nomás.

Menos mal que dos veces por semana, de manera fija me reuno con las chicas. Es como mi terapia, mi catarsis. Uno de estos días me voy a ir con la camarita, porque llega un momento que es un descontrol total. El jueves íbamos corriendo desde el lago chico hacia el grande y no había camión, auto o colectivo que nos dejara de tocar bocina ¿estamos en primavera y yo no me enteré? ¿qué son todas esas hormonas masculinas en pleno invierno siberiano? AH! cierto, que ayer hiz un poco de calor. Debe ser eso, que se soltaron porciones de testosterona que estaba “por las dudas”.

Finalmente llegamos al lago y la sentencia fue: cambios de ritmo, 18 x 1minx 1min. ¿Lo queeee? Pensé que se me iba a hacer eterno. Pero no. En el minuto de recuperación metíamos charla pareja para matizar. Nos pusimos a dar vueltas en el lago hasta completar los 36 min. A pedido de Marcelo, temas: hijos, salida de la noche anterior del grupo, hombres, hombres, culos de hombres, piernas de hombres, depilación, carreras pasadas, carreras futuras, hombres que justo pasaban, ejem ejem…, mujeres redículas que pasaban, sacada de cuero de mujeres ridículas que pasaban, fueron 18 mini charlitas de 1 minuto, había para hablar…

Vuelta a la calma yendo para el laguito y besitos varios que el fin de semana es largo…

El viernes, tocó GYM. Una tranquilidad ahí, se ve que todo el mundo escapó de Buenos Aires para disfrutar de estos tres dias por otros lados, mejor para mi, porque fui en la hora crítica. Igual, tuve que hacer la entrada en calor en bici porque las quiticientas cintas que hay estaban todas ocupadas. Cuando pasé para los vestuario estaban en plena clase de spinning …. ayyyy que me tiento la próxima vez ¡y me meto seguro!

Y como es un post de lo mas hormonal, un video al tema. (Nota: padres de adolescentes abstenerse de verlo)

Lunes por la madrugada

Bueno, fue un poco mas tarde, en realidad fue el martes por la mañana. Reunión con las chicas en JFK y el Rosedal, como todos los martes desde hace (pienso) nueve meses. Chusmerío de la carrera del domingo —parloteo— y entrada en calor hasta el óvalo. O sea, cambios de ritmo a la vista. ¿Cómo están chicas del domingo? Bieeeen —dijeron algunas—Un poco de elongación y a la carga.

6 x 3min x R1.

¿Wath?

Si chicas, háganlos al 60/70 % y sin hablar!

Crono en cero, y a brillar mi amor….

En realidad, me parece que estábamos haciéndolos al 30% porque vino Flopy y nos preguntó si estábamos en el minuto de recuperación. Esteeee … no, —le dijimos—, estamos en los tres minutos fuertes …

Y nos llamó al orden, o mejor dicho, al silencio. Así que los último 3 cambios que quedaban fueron “a conciencia”. Vuelta a la calma, fotitos con la remera de la carrera con medalla incluida y a volaaar mi amorrr (al laburo).

Hoy, GYM (perdón Speedy, gim-na-sio). Rutina de pesas con sus debidas abominables. La siesta es el mejor momento para ir, está tranquilo, entra solcito por las paredes vidriadas y la música es de primera. No como a la noche, que encima de estar lleno de patovicas que se miran entre ellos para ver si ya le creció medio milímetro el biceps, la música es pésima, te da ganas de salir volando.

El videito, es un extrabonus track, que pasaron hoy mientras estaba en el gym, Los Abuelos de la Nada…

China en mis manos

Un páramo de tranquilidad, un oasis de quietud, eso es lo que stoy necesitando en estos días. Porque en cualquier momento me agarra el stresaso. Definiciones. Demasiadas. A ver si de una buena vez por todas, logro encaminar temas que machacan el mate.

Últimamente comprendí el significado de la tranquilidad,

día tras día me mantuve apartado de la multitud.

Limpié mi cabaña y la preparé para la visita de un monje,

que llegó a visitarme desde las montañas lejanas.

Vino bajando desde los picos ocultos por las nubes,

para verme en mi casa de techo de paja.

Sentados en el pasto compartimos la resina del pino,

quemando incienso leímos los sutras del Tao.

Al terminar el día encendimos nuestra lámpara,

las campanas del templo anuncian el comienzo de la noche.

Repentinamente advertí que la

tranquilidad es realmente Felicidad,

y sentí que mi vida tiene abundante ocio.

(Poema anónimo chino)

Si algo me da tranquilidad, me libera de tensiones, es una buena corrida*, ayer martes nos juntamos con las chicas, y para mi sorpresa, hubo fondo, intento de fondo… bah, el reloj me dió la-hora-referí y tuve que abandonar al grupo en 13.8 km, pero fue una salida de lo mas divertida. Encabezábamos la partida Rocío y yo, que tenemos ritmos similares y que me llevó hablando desde que empezamos hasta que terminamos. Es una fenómeno, es capaz de hablarte durante las pasadas ¡asi sean a toda velocidad!, veníamos a buen ritmo, con buenas sensaciones.

Wu Kieng Siglo XIX
Tormenta

Maldije a la lluvia que, azotando mi techo, no me dejaba dormir.
Maldije al viento que me robaba las flores de mis jardines.
Pero tú llegaste y alabé a la lluvia.
La alabé cuando te quitaste la túnica empapada.
Pero tú llegaste y alabé al viento,
lo alabé porque apagó la lámpara.

También tuve GYM, fortalecimiento de piernas, lumbares, abdominales, ¿culares?, y demás ares. Me faltó agua, ya salí con sed de casa y la hora que estuve ahí, fue una pequeña tortura, menos mal que no hacía calor, pero veía a través de los vidrios una de las piletas, y se me hacía agua la boca…

Siglo I
Agua

Me asomé al río Yang-T`se, me seducía la transparencia de sus aguas
y las quise aprisionar entre mis manos pero me fue imposible.

Hoy, admirando tu belleza, quise, amante,
aprisionarla con mi cariño, pero se me fue, como el agua

Mañana no se que voy a hacer, si voy a correr algo, o no. El domingo es la carrera y si me paso de rosca, voy a estar cansada. Asi que seguiré mi instinto a ver que me dice.

A ver el cráneo que averigua que dice la pintura china que encabeza este post… (yo lo sé, es percodere, como diria mi madre).

Pai Chu Yi Siglo VIII / IX
La Vida

El pino muere a los mil años, la flor del hibisco no dura un día.
Ambos se hunden en la nada.
¿Por qué envanecernos de nuestros meses y de nuestros años?
P´eng Tsu prolongó su muerte; pero murió al fin como nosotros.
Más vale aprender a no nacer, no nacer es asimismo no desaparecer.

———————————————————–

*corrida argentina, mal pensados!

La poesía china goza de una tradición de tres mil años, a través de los cuales ha desarrollado sus formas, metros y estilos. Los dos mejores conocidos tipos de verso son el shi y el ci. El primero es la más remota forma de poesía, escrita a menudo con un estricto número de monosílabos para cada verso. El segundo, que alcanzó su apogeo durante la dinastía Song, es un verso con irregular número de palabras, escrito para una melodía determinada. El chino, además, es una lengua de naturaleza musical. La frecuente omisión del sujeto en sus frases, la inexistencia de una expresa diferencia entre los tiempos verbales, el número en los sustantivos y el caso o el género de los pronombres, ha contribuido a forjar un verso que resulta una materia compacta, cuya interpretación es casi un acto adivinatorio. Es quizás por esas circunstancias que, desde sus primeros poemas, los chinos relacionaron la poesía con la música. (Harold Alvarado Tenorio)

DJ Ana

Cuando algo no va, no va.

Ayer viernes salí dispuesta a hacer cambios de ritmos, no tenía una buena tarde y, evidentemente, me tendría que haber quedado en casa.
Ya la oscuridad había desplegado sus alas por la ciudad, y aunque no hacía demasiado frío, la humedad que había luego de haber llovido desde ayer, se hacía notar, asi que salí abrigada y con un rompevientos.

Hice dos kilómetros de entrada en calor, super tranquilos, en 12min. Y ahí paré y me saqué el buzo que llevaba y la camperita, me estaba muriendo de calor, tal es así que quedé con la remera técnica de la carrera de la mujer, que no sólo es sin mangas, sino que es super finita. Pusé en primera y salí disparada para comenzar con el baile.
La consigna era: 8 x 4min x 2min de recuperación a trote suave. Cuando iba por el segundo, sentí una puntada a la altura de la rodilla pero en el costado de la pierna, pero seguí. Ya cuando estaba a mitad del tercero, la puntada fue terrible, me salió un ¡ahhh! más que nada por la sorpresa, decidí bajar la velocidad, y de esta forma no me volvió a molestar, entonces sobre la marcha decidí seguir corriendo a ritmo normal. De esta manera pude completar 10.7km, algo es algo.
Hacia el final le metí pata, no me iba a quedar con la intriga si seguía molestando… Y no pasó nada, de la molestia ni el recuerdo. Así que me fuí contenta para casa. Bueno, contenta no, en todo caso satisfecha, que las nubes que llevaba en mi cabeza no se habían ido.

El jueves a la noche me fuí al GYM, rutina de pesas, esta semana vienen a full con el rock nacional, en un momento pasaron el clásico de Charly …cuando tenías que estaaaar, te echaste a correeeer… y yo no me dí cuenta que estaba cantando a viva voz!
Una hora de yoga, baño y a dormir.

Los irlandeses de U2, desde la primera vez que los escuché, me dejaron embobada, todo, absolutamente todo de este grupo me encanta, aunque esta vez no cuelgo este video sólo por el placer de compartirlo.

[¡gracias a Calvin y César López por ayudarme a encontrarlo!]

Dormida en los laureles

Creo que fue el martes… si, el martes me dí cuenta que estaba en bolas… completamente out. Asi que tomado el “toro por las astas”, comencé a mover las cachas para estar medianamente en forma para la Cross de Escobar. No es que no venía haciendo nada, pero la verdad que muy poco. Entonces ¿qué fue lo que hice estos tres días?
Para empezar, pasadas. El martes arranqué como cleopatra, con pasadas piramidales, después de 2km de entrada en calor, se sucedieron 4x200mts (R’30) + 300 (R’30) + 400 (en realidad acá recuperamos yendo hasta la próxima marca de 100) + 2x500mts (R’1) + 400 + 300 + 200 + 1.6km de vuelta a la calma.
Lo gracioso, fue que en una de las pasadas, venía un camión limpiando la calle (estábamos alrededor del lago del Rosedal) y yo que iba corriendo a toda pelota y venía viendo que se me acercaba, pero yo también me acercaba a la marca del 700, y lo miraba al chofer y el me miraba diciendome con los ojos —LOCA! y yo seguía para allá… Hasta que pisé la marca justo a 1 mts de la trompa del camión y torcí para la vereda. Fueron unos segundos de adrenalina. Rocío que fue mas conservadora y se había subido a la vereda mucho antes, me dijo: pensé que te estrolabas contra el camión.
También hice la rutina de GYM, que increíble pero real vengo respetando y haciéndola a rajatabla sin dejar pasar días, tres veces por semana religiosamente (mis rodillas agradecidas).
Y por último, hicimos una pequeño fondo con las chicas, 13km a ritmo medio pachanguero, porque lo hicimos en 1:19, pero por lo menos sumamos kilómetros. Mañana tendría que hacer unos cambios de ritmo, ahí pondré C2O para meter velocidad.

Sin remedio

Por fin me tocó y al cine y ver algo para adultos, es que últimamente siempre era “vecinos invasores” “eragón” o cualquiera de chicos que anduviera por ahí. Y como había un tema de “horarios” que respetar, Babel quedó relegada por está divertida comedia Quién dijo que es fácil , el director es el mismo que No sos vos soy yo. Pero a mi gustó mas está.

Haciendo caso a mi oráculo ayer descansé, solamente fui al GYM para hacer mi rutina (bueno, casi descansé). Y cuando veo la última fecha que había estado decía 02/02, lo mío es un desastre, hace… dos semanas que no iba. Bajé la cabeza y luego de calentar 15 minutos en la cinta hice las abdominales y espinales, y anduve por las máquinas en cuestión que me tocaban.

En algún momento el mp3 se me quedó sin pilas y dije nooo, porque es como un espanta molestos, como estás en otra, nadie se acerca y siempre anda “el metido” como ayer que se te pone a opinar sobre lo que hacés.

Estaba en la máquina de los glúteos y el que acababa de terminar, ve que marco mis modestos 15 kilitos (él había puesto en el final la traba y le había agregado 1 pesa de 5 kilos ¡un animal!) y me dice:

—¿no lo sentís liviano?

yo: —nooo, para nada. (en realidad si, estaba liviano)

metido: — pero es que es muy poco para vos eso…. (con cara que se la re sabe)

yo: —siii, lo que pasa es que no me gusta esto en realidad, lo hago porque no me queda otra…

metido: —si, un embole es esto, jaja, pero hay que hacerlo (el tipo con un brazos infladísimos) …. es que te veo flaquita tendrías que ponerte algo más ahí (y me sañalaba los ladrillos).

yo: —(quién te preguntó??) jaja, bueno gracias… (¿para que se mete?)

y huyo hacia la otra punta del GYM. Es odioso que se te pongan a opinar, por eso me gusta ir en horarios que casi no hay gente. En realidad, no me gusta ir en ningún horario…

Supongo que en otro momento no me hubiera afectado, pero estoy harta que me digan que estoy flaca, Diego, mi jefe, mis hermanas… y ahora este que ni lo conozco!!!

No puedo hacer nada por ello, desde hace dos semanas que morfo a mas no poder y me siento pesada todo el tiempo, y lo único que logro es manterme en el mismo peso.

La tentación

Me pasa a veces cuando estoy corriendo que de repente quiro parar un segundo, pero se que si lo hago, me va a costar un perú seguir adelante.

Ayer no era en una carrera, era mi tránsito diario por la vida, estaba persiguiendo a Paula que se estaba yendo para mi habitación y para cortar camino para agarrarla, me tiré en la cama… ¡paraqué! me agarró una tentación enorme de cerrar los ojos y entregarme al sopor que tenía, la gorda me miraba con sus ojitos de geisha y yo que luchaba por no cerrar los ojos.

Cedí… y me entregué por unos segundos a la tentación ¡elixir de los dioses! los abrí rápido para poder liberarme de las garras de morfeo y me fuí con ella para el living.

Veo que Diego mira la tele, Santi está enfrascado jugando con algo, y Lucio abducido por la compu. Ni bien entramos, Paula siguió caminando hacia donde estaba el padre y yo como no queriendo romper la foto, caminé sigilosamente para atrás y me dije, ¡yess! escuchaba mover las ventanas, pero me parece que era el cansancio y mi imaginación que se adentraba en el mundo de los sueños.

15 minutos más tarde ya estaba levantada por algún pedido de los chicos, pero que bien que me hicieron esos minutitos… asi que esta vez estuvo bien parar un poco.

Es que tuve un día de locos. Desde que arrancó con Juana (la chica que me ayuda con las casa y con los chicos) que sigue sin aparecer de sus vacaciones, en el laburo que no paré nunca, tuve que ir al banco a la salida de trabajo pero antes de mis clase de natación, después, la clase de natación en si… uff. Eran las 5 de la tarde y estaba molida.

Si cuando llegué a la pile, Claudio me dice —Anita, hacete 10 piletas de entrada en calor. Y me cabeza lo único que necesitaba era que la ponga en hielo! Recién en la quinta vuelta pude concentrarme y estar mas tranqui.

¿Qué pasó con mi salida a correr? ¿y el GYM? bueno, se hicieron las 10 de la noche y no había podido salir todavía. Asi que me calcé las zapas igual y me fui al gimnasio, para mis bosques ya había perdido mi cita, asi que a correr en la cinta.

Fueron 45 min a buen ritmo y ya se habían hecho las 11 de la noche, 3 series de abdominales, dorsales y algunas abdominales mas, estirar y a casa. 23:30hs!

Me enganché leyendo en el foro el KM el topic del cruce de los andes 12×42, pero éra tan largo que no llegué ni a la mitad. Pobre, uno de los chicos del foro tuvo que abandonar por que le tocó la etapa durante la noche y sufrió hipotermia.. la pasó mal. Su equipo quedó descalificado, son así las reglas de la competencia, pero la verdad… que feo momento.

Asi que después del baño ya se me habían hecho la 1 de la mañana. A dormir que mañana será otro día.

Amanece en Buenos Aires

Hoy volví a mi trabajo luego de mis vacaciones, hace rato que no veía el sol tan bajo, asi que le saqué una foto mientras esperaba el 130 que me llevaría hacia mi destino. La verdad es que no tenia ganas de empezar, menos mal que es viernes y tengo el fin de semana para metalizarme y de yapa se cortó la luz y antes del mediodia ya estaba afuera yendo en el subte hacia lo de mi mamá que me cuidaba a los chicos.

El jueves Yoga nada más, conocí la postura de la langosta (siguiendo con el yoga animal) y la de la media langosta. Fui a mi clase como un bálsamo para mi mente, es que Santi me había vuelto loca durante toda la tarde, y me había traspasado su locura y me había quedado con un estado de nervios… Vino bien, muy bien.

Ayer hice mis pesas en el GYM y mis abdominales, mis lumbares y corrí un poco…

* —-* —-* —-* —-* —-* —-* —-* —-* —-* —-* —-*
El tiburón Yepez me pasé una posta, pero como no me queda claro si es la hice o no, ahi van cinco rarezas mias:
-leo las revistas y/o diarios de atrás para adelante.
-soy obsesiva con mi pelo (como la publicidad esa.. “el pelo, es el marco de la cara”).
-Necesito café para comenzar mi día (“tomó café y luego existo”).
-Soy extremadamente perfeccionista.
-Cuando voy por la calle en el auto o en algo móvil, me entretengo viendo por las ventanas de las casas, como están decoradas. (¿decoradora de interiores frustada?)
PD: no se lo paso a nadie, el que quiera que se sirva… autoservice.

Fartlek en cinta

Hoy como estaba el día repesado, me fui a la cinta a hacer algo por mis corridas. Y aprendí varias cosas que luego sacaré como conclusiones.

Cuando llegué al GYM le pedí ayuda auno de los profesores para que me enseñe a usar la programación de la máquina, le pedí una hora y tras algunas preguntas y respuestas, quedó con un máximo de 10 en velocidad y 4.5 de máxima en inclinación…. y comenzó. De entrada tuve que subir la velocidad porque empezaba a ritmo adormecedor y tuve que hacerlo varias veces, cada vez que cambiaba de módulo porque iba a una velocidad medio baja, y veía que en km no avanzaba mucho que digamos. En total hice 8km en 60 min, osea masomenos

Y chivé como la mejor. Lo bueno es que me fui con el MP3 de Lucio que tenía el cd completo de Red Hot Chilli Peppers “Stadium Arcadium” que mas allá que me encanta el grupo, es bien movido para corretear, aunque la corrida sea enlatada. Lo más loco fue que cuando comenzaban los últimos tres minutos, que bajó notablemente la velocidad, estaba agarrando el aparatejo para poner algo más tranqui, y justo comienza a sonar “Amiga mia” de Ale Sanz, ni que hubiera estado sincronizado, jaja!!!!

En conclusión:

– no hay que olvidarese una tohalla, que es fundamental!

– Buscarme una cinta que esté en línea directa con alguno de los ventiladores para no morir durante el proceso.

-Para paliar condiciones climáticas está bueno, pero nada como corretear al aire libre.

-Recen (de rezar) para que no se les ponga en alguna de las maquinas de al lado ninguno con olor a chivo matador (se por que lo digo… auch, igual duró poco).

AH! me olvidaba, hoy tuve clase de natación, ando hecha una turbina, y es que de repente me di cuenta lo rápido que estoy nadando en comparación a cuando empecé, por la técnica aprendida, no porque fuera Johnny Weissmüller , es que es realmente evidente la mejoría con todos esos truquillos, si hasta se lo comenté al profe y me explicó el por qué. Es que como venía nadando es como si me chocara contra 60 cm, y de la forma que nado ahora, lo hago contra 20 cm, al ir estirando el brazo y girando sobre mi eje… bueno, es dificil de explicarlo. Lo que si, ya de entrada —Anita, 10 largos de entrada en calor! (2 mas que la vez pasada) y asi, sumamos masomenos lo mismo que la vez pasada.

——————————————————-

Hoy también publiqué Haciéndome la cabeza.